Nos ha gustado mucho ir con MENOS ES MAX a Biotierruca. Disfrutamos con esas personas (de todas las edades) que se acercan con curiosidad al juego y se dejan sorprender por él. Qué surfean las grandes palabras que acompañan a la propuesta (libertad, entendimiento, afecto,…) y se meten en la diversión que atraviesa el juego. Es un juego serio y entretenido a la vez que atrae a un público de mente abierta que se deja seducir por un juego nuevo. Y de ese público, Biotierruca ¡va servida!. ¡Gracias a la organización por hacer posible estos felices encuentros!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *