Gracias Maite por tu compromiso y buen hacer.

Por involucrarte en el desarrollo integral de tus estudiantes, por elegir el camino del diálogo y del aprendizaje  colectivo, por crear tiempos y espacios para hablar de tantos temas fundamentales que no dejas pasar de largo: cómo se eligen los amigos, qué es ser hombre o ser mujer, qué supone que tu país no respete los Derechos Humanos, si hay pantallas que provocan adicción y qué consecuencias tiene, etc.

Abordas todo esto desde la escucha, cediendo el protagonismo a los adolescentes, preguntándoles qué les ha llamado la atención al jugar con Menos es Max, buscando su análisis en grupo, construyendo conocimiento, ‘hay mujeres que parecen criadas’, ‘dentro del rol tradicional del hombre está trabajar, beber cerveza y descansar al llegar a casa’, ‘en la amistad tienes que sentirte cómoda’, ‘hay límites, no tienes que ser amigo de todo el mundo’, ‘elijo a mis amigos por las risas’, ‘jugar a videojuegos me pone como una moto’,..

Gracias por sacar chispa a recursos como nuestro juego para despertar la reflexión genuina, respetuosa y honesta a partir de los intereses manifestados por los chicos y chicas. Vaya nuestra admiración y cariño por tu estupendo trabajo. Ha sido un placer compartir asamblea con vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *