Tres ganadores como tres soles para el Bien Común

Las alas, premio al IES que alberga a los autores y autoras de las mejores cartas, ya cuelgan del IES Villajunco de Santander. Es un sitio especial, pareciera que solo hay que coger carrerilla y podríamos llegar volando al lugar que vemos en el horizonte, la isla de Mouro.

El acto de entrega de los premios de esta edición del concurso Menos es Max ha sido muy bonito y entrañable. Además del alumnado, protagonista absoluto del evento, y del profesorado, hemos contado con la presencia de Silvia Abascal, la directora general de Cooperación del Gobierno de Cantabria y de Alba Ibáñez, portavoz del jurado que otorga este premio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo primero que hemos sabido es que este año debido al alto nivel de las cartas presentadas, el jurado ha seleccionado una carta ganadora y dos cartas más, a modo de segundos premios, para arropar a la primera. La emoción estaba servida en un caldo de cultivo donde ya sonaban los nombres de algunos favoritos/as para los premios.

Alba ha tomado la palabra para contarnos qué cartas merecían esos premios y porqué. Creemos que los argumentos del jurado no merecen una síntesis sino una reproducción íntegra por su profundidad y belleza. Aquí van. Advertimos de que merece la pena leerlos hasta el final.

PRIMER PREMIO: “HE DEJADO DE USAR COMPRENSAS Y TAMPONES PARA USAR COPA MENSTRUAL”. AUTORA: EVELYN ANGULO, 3º ESO

“Valoramos ganadora esta carta porque ayuda a visibilizar un aspecto del cuerpo de la mujer en torno al cual ha dominado una cultura de la vergüenza y la desinformación. Por desgracia, la menstruación continúa siendo un tema tabú en los colegios e institutos del s. XXI y esta carta puede ser un buen aliciente para normalizar esta realidad.

Además, esta carta apela a la responsabilidad individual en la construcción de un mundo más sostenible al fomentar el uso de un producto (la copa) que supone una buena alternativa para reducir el consumo de plástico y su consecuente impacto medioambiental.

Como se aprecia, invita a valorar el impacto personal, local y global de la situación descrita, argumentando las sinergias positivas a nivel de necesidades humanas satisfechas, como son: Subsistencia, Protección, Afecto, Entendimiento, Participación, Ocio, Identidad y Libertad, que dicha decisión provoca tanto en una misma, como al bien común.

La creación de esta carta supone que la autora no sólo conoce, sino que comprende, lo entiende porque es parte. Al pertenecer llega a entender y, en consecuencia, transmite y expresa con emoción y creatividad sus ideas, como así las vemos plasmadas a través del texto y la imagen elegida”.

SEGUNDO PREMIO EX AEQUO “ESCUCHO A PERSONAS CON OPINIONES DISTINTAS A LAS MÍAS Y, AUNQUE PUEDA NO ESTAR DE ACUERDO CON ELLAS, LAS RESPETO”. AUTOR: JUAN ANDRÉS, 1º ESO.

“Valoramos positivamente esta carta porque conecta con una visión que nos ofrece un referente de la pedagogía contemporánea, el brasileño Paulo Freire (1921-1997), uno de los grandes representantes de la educación dialógica o, también denominada, liberadora.

 El autor de esta carta, a semejanza de Freire, centra su propuesta en un término que nos resulta esencial en la sociedad en que vivimos, una sociedad pluralista, multicultural: el diálogo. El diálogo ayuda a convivir, a lograr una comunidad auténtica, democrática. Como diría Freire, educación es comunicación, y la esencia de la misma es el diálogo.

 La carta nos invita a escuchar y a respetar, a ser tolerantes. La tolerancia es una virtud esencial que nos enseña a convivir con lo que es diferente, a aprender con lo diferente, a respetar lo diferente.

 La creación de esta carta está en absoluta sintonía con los valores del juego: reflexionar sobre y promover la justicia, la paz, el respeto mutuo, la tolerancia, las sociedades inclusivas, así como el pensamiento crítico y creativo”.

SEGUNDO PREMIO EX AEQUO “VOY SEMANALMENTE DE COMPRAS CON MIS AMIGOS”. AUTORA: DARIA ALONSO, 3º ESO.

Valoramos positivamente esta carta porque nos invita a pensar en un asunto de máxima actualidad: el consumo adolescente. ¿Cuánto del mismo va dirigido a cubrir sus necesidades básicas y cuánto está vinculado a la diversión, a reforzar su identidad, integrase en el grupo? ¿Cómo impacta en su familia, en su comunidad, en el medioambiente?

 Reconocer que el desarrollo tiene que ver con las personas y no con objetos no es tarea fácil. A menudo confundimos crecimiento con desarrollo. Esta carta permite reflexionar y entender que el crecimiento responde a una acumulación cuantitativa, mientras que el desarrollo es “la liberación de posibilidades creativas”. Mientras que el crecimiento tiene límites, el desarrollo afortunadamente no.

 Actuamos sistemáticamente en contra de las evidencias que tenemos acerca de problemas como el que nos ocupa. ¿Podrá esta carta ayudarnos a entender y actuar en una dirección que contribuya al bien común? ¡Nosotros creemos que sí!”

Solo nos queda añadir nuestro profundo agradecimiento al jurado (Alba, Marta y Jorge) por la delicadeza de su trabajo, al Gobierno de Cantabria por su apoyo a Menos es Max, a todos los profesores participantes por ofrecer posibilidades de reflexión en torno a qué es y qué no es desarrollo; y nuestra enhorabuena más cariñosa a Evelyn, Juan, Daria y a todos los chicos y chicas que han participado en el concurso, todos tendrán una Niké para recordarles que conseguir alas está en su mano.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *