Tres ganadores como tres soles para el Bien Común

Tres ganadores como tres soles para el Bien Común

Las alas, premio al IES que alberga a los autores y autoras de las mejores cartas, ya cuelgan del IES Villajunco de Santander. Es un sitio especial, pareciera que solo hay que coger carrerilla y podríamos llegar volando al lugar que vemos en el horizonte, la isla de Mouro.

El acto de entrega de los premios de esta edición del concurso Menos es Max ha sido muy bonito y entrañable. Además del alumnado, protagonista absoluto del evento, y del profesorado, hemos contado con la presencia de Silvia Abascal, la directora general de Cooperación del Gobierno de Cantabria y de Alba Ibáñez, portavoz del jurado que otorga este premio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo primero que hemos sabido es que este año debido al alto nivel de las cartas presentadas, el jurado ha seleccionado una carta ganadora y dos cartas más, a modo de segundos premios, para arropar a la primera. La emoción estaba servida en un caldo de cultivo donde ya sonaban los nombres de algunos favoritos/as para los premios.

Alba ha tomado la palabra para contarnos qué cartas merecían esos premios y porqué. Creemos que los argumentos del jurado no merecen una síntesis sino una reproducción íntegra por su profundidad y belleza. Aquí van. Advertimos de que merece la pena leerlos hasta el final.

PRIMER PREMIO: “HE DEJADO DE USAR COMPRENSAS Y TAMPONES PARA USAR COPA MENSTRUAL”. AUTORA: EVELYN ANGULO, 3º ESO

“Valoramos ganadora esta carta porque ayuda a visibilizar un aspecto del cuerpo de la mujer en torno al cual ha dominado una cultura de la vergüenza y la desinformación. Por desgracia, la menstruación continúa siendo un tema tabú en los colegios e institutos del s. XXI y esta carta puede ser un buen aliciente para normalizar esta realidad.

Además, esta carta apela a la responsabilidad individual en la construcción de un mundo más sostenible al fomentar el uso de un producto (la copa) que supone una buena alternativa para reducir el consumo de plástico y su consecuente impacto medioambiental.

Como se aprecia, invita a valorar el impacto personal, local y global de la situación descrita, argumentando las sinergias positivas a nivel de necesidades humanas satisfechas, como son: Subsistencia, Protección, Afecto, Entendimiento, Participación, Ocio, Identidad y Libertad, que dicha decisión provoca tanto en una misma, como al bien común.

La creación de esta carta supone que la autora no sólo conoce, sino que comprende, lo entiende porque es parte. Al pertenecer llega a entender y, en consecuencia, transmite y expresa con emoción y creatividad sus ideas, como así las vemos plasmadas a través del texto y la imagen elegida”.

SEGUNDO PREMIO EX AEQUO “ESCUCHO A PERSONAS CON OPINIONES DISTINTAS A LAS MÍAS Y, AUNQUE PUEDA NO ESTAR DE ACUERDO CON ELLAS, LAS RESPETO”. AUTOR: JUAN ANDRÉS, 1º ESO.

“Valoramos positivamente esta carta porque conecta con una visión que nos ofrece un referente de la pedagogía contemporánea, el brasileño Paulo Freire (1921-1997), uno de los grandes representantes de la educación dialógica o, también denominada, liberadora.

 El autor de esta carta, a semejanza de Freire, centra su propuesta en un término que nos resulta esencial en la sociedad en que vivimos, una sociedad pluralista, multicultural: el diálogo. El diálogo ayuda a convivir, a lograr una comunidad auténtica, democrática. Como diría Freire, educación es comunicación, y la esencia de la misma es el diálogo.

 La carta nos invita a escuchar y a respetar, a ser tolerantes. La tolerancia es una virtud esencial que nos enseña a convivir con lo que es diferente, a aprender con lo diferente, a respetar lo diferente.

 La creación de esta carta está en absoluta sintonía con los valores del juego: reflexionar sobre y promover la justicia, la paz, el respeto mutuo, la tolerancia, las sociedades inclusivas, así como el pensamiento crítico y creativo”.

SEGUNDO PREMIO EX AEQUO “VOY SEMANALMENTE DE COMPRAS CON MIS AMIGOS”. AUTORA: DARIA ALONSO, 3º ESO.

Valoramos positivamente esta carta porque nos invita a pensar en un asunto de máxima actualidad: el consumo adolescente. ¿Cuánto del mismo va dirigido a cubrir sus necesidades básicas y cuánto está vinculado a la diversión, a reforzar su identidad, integrase en el grupo? ¿Cómo impacta en su familia, en su comunidad, en el medioambiente?

 Reconocer que el desarrollo tiene que ver con las personas y no con objetos no es tarea fácil. A menudo confundimos crecimiento con desarrollo. Esta carta permite reflexionar y entender que el crecimiento responde a una acumulación cuantitativa, mientras que el desarrollo es “la liberación de posibilidades creativas”. Mientras que el crecimiento tiene límites, el desarrollo afortunadamente no.

 Actuamos sistemáticamente en contra de las evidencias que tenemos acerca de problemas como el que nos ocupa. ¿Podrá esta carta ayudarnos a entender y actuar en una dirección que contribuya al bien común? ¡Nosotros creemos que sí!”

Solo nos queda añadir nuestro profundo agradecimiento al jurado (Alba, Marta y Jorge) por la delicadeza de su trabajo, al Gobierno de Cantabria por su apoyo a Menos es Max, a todos los profesores participantes por ofrecer posibilidades de reflexión en torno a qué es y qué no es desarrollo; y nuestra enhorabuena más cariñosa a Evelyn, Juan, Daria y a todos los chicos y chicas que han participado en el concurso, todos tendrán una Niké para recordarles que conseguir alas está en su mano.

 

 

 

¡Mostramos las cartas!

Hemos cerrado el plazo del Concurso de cartas Menos es Max.

Hemos recibido 72 cartas de 102 alumnos y alumnas cántabras de secundaria. Unas son individuales, otras grupales, hay chavales que incluso han escrito varias cartas. Vaya por delante nuestra admiración y agradecimiento para los centros que aún en pandemia y sin poder jugar a Menos es Max se han animado a participar en este concurso. Gracias a los IES Villajunco, Vega de Toranzo, José Hierro, Manuel Gutiérrez Aragón, Torres Quevedo y al centro de educación Castroverde.

Según Marguerite Duras «escribir es intentar descubrir lo que escribiríamos si escribiésemos». Estos adolescentes escriben cartas para el juego Menos es Max intentando descubrir y leer el mundo, su mundo más íntimo y también el que comparten con el resto. No están solos, se embarcan en esta aventura a sugerencia de algunos de sus profesores, docentes que no se conforman con seguir el libro y les abren un tiempo destinado a que chicos y chicas puedan plantearse situaciones placenteras, incómodas, contradictorias, contraculturales,… animándoles a que piensen y argumenten como satisfacen o no sus propias necesidades (subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, identidad y libertad) y qué aportan al bien común. Gracias por interactuar con las necesidades y capacidades del alumnado, por ayudarles a pensar más crítica y profundamente, por darles voz.

Ahora nos toca esperar el veredicto del jurado (formado por tres doctores de la facultad de Educación de la UC expertos en atención a la diversidad y calidad de vida, democracia y ciudadanía e innovación educativa). Os mostramos las cartas recibidas, como al jurado, de forma anónima, para que penséis por cuál apostaríais. Os invitamos a entrar en las luces y las sombras que señalan, en las necesidades que despliegan con potencia y en las que quedan lastradas, en sus razones, en su contribución al bien común.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Creemos que por encima de todo, estas 72 cartas les sirven a sus autores y autoras para construir conocimiento útil sobre las consecuencias de sus decisiones cotidianas. Les damos a los 102 participantes nuestra más cariñosa enhorabuena por ponerse a pensar en clave de desarrollo a escala humana. Ojalá esta teoría les dé herramientas para reflexionar sobre cómo podrían desarrollar todas sus necesidades y potencialidades cuidando el bien común. Y ojalá nos sirva a nosotros, los adultos, para escucharles. Nos toca estar a la altura y disponernos a entablar un diálogo en el que todas las personas aprendamos.

¿Qué carta se llevará el premio? ¡Hagan sus apuestas!

Entre inmigrantes anda el juego


Hemos tenido la fortuna de compartir un rato de juego con un grupo de personas de distintos orígenes, todas ellas participantes de programas de empleo de Cruz Roja. Experimentamos con alegría como el juego nos iguala, no importa de dónde seamos ni cómo hemos llegado hasta aquí, a todos nos absorbe en un tiempo de tensión y distensión que ‘se nos pasa volando’. No parece serio pero jugando a Menos es Max alcanzamos a comprender nuestra cultura de competición y cooperación en la que nos vamos posicionando y cuyas consecuencias van modelando nuestro mundo.

En el juego, descubrimos el valor del análisis y la estrategia pero también de la intuición para atender a nuestras necesidades. Nos afanamos en destinar nuestro único y valioso recurso, el tiempo, a conseguir esas simbólicas alas que nos permitan ganar. Como no hay riesgos reales, podemos probar a apostarle a todo lo que nos apela. Y al final, nos queda el buen rato pasado y algunas ideas propias y ajenas que nos han resonado dentro y nos han hecho pensar de forma crítica a las personas que compartimos la partida. ¡Muchas gracias por la experiencia y por compartir las muy interesantes reflexiones producidas!

Jugando y pensando con las Lanzaderas de Empleo

Hemos tenido la suerte de jugar con MENOS ES MAX en 15 lanzaderas de empleo y emprendimiento solidario de Cantabria. Las lanzaderas son espacios donde las personas que buscan trabajo se encuentran, se apoyan y aprenden de forma proactiva habilidades que mejorarán su empleabilidad e inserción laboral.

Para estas partidas con el juego hemos utilizado el nuevo mazo de cartas que creamos durante la pandemia. Uno especialmente dedicado a temas laborales donde también deja huella la experiencia del coronavirus, desde valorar más los trabajos que cuidan nuestras vidas hasta la necesidad de producir aquí lo imprescindible para superar situaciones como las vividas este último año.
Hemos adaptado el juego de mesa a una subasta-bingo que pudiéramos jugar on line, lo que nos ha permitido recorrer virtualmente Laredo, Cabezón de la Sal, Los Corrales de Buelna, Medio Cudeyo, Camargo, Torrelavega, Piélagos, Suances, Mancomunidad de los Valles Pasiegos, Reinosa, joven (Santander), Colindres, Bezana, Astillero y Santander, donde hemos interactuado con más de un centenar de personas con las que hemos compartido reflexiones, juego y sorpresas.
Nos dejan buenas experiencias y agradecimiento por permitirnos ser parte de su proceso de búsqueda y mejora. Desde aquí les mandamos mucha fuerza!

Menos es Max de camino a ITACA

 

Itaca

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.

(…)
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Poema de Konstantino Kavafis

UNIDOS por menos es max

CO – prefijo, unión o colaboración.

COoperación – obrar conjuntamente con otro u otros para un mismo fin

COmunidad – conjunto de personas vinculadas por características e intereses comunes

COexistencia- existencia de una persona a la vez que otra

COordinación – unir dos o más cosas de manera que formen una unidad o un conjunto armonioso